Notice: Undefined index: HTTP_REFERER in /home/sotosalb/public_html/plugins/content/buttonback/buttonback.php on line 50

Artículos

Sotosalbos y el lino

Sotosalbos cartelpozaslino web TEXTOS E IMÁGENES: David Martín Carretero y Mar Pinillos Rodríguez (Tenada del Monte S. Civil).

El lino (Linum usitattisimum) está considerada como la primera planta textil cultivada, pues la tela más antigua encontrada fabricada con esta fibra data de hace 9000 años, en la actual Turquía. Los egipcios ya la usaban, además de para la elaboración de ropa, para las labores de momificación. En la Península Ibérica, en la Cueva de la Vaquera, situada en la cercana localidad de Losana de Pirón (hoy Entidad Local Menor perteneciente a Torreiglesias), se han encontrado semillas de esta planta datadas hace 5700 años.

Al margen de este dato, que indica la antigüedad de la presencia de esta planta en la provincia, el documento escrito más antiguo que nos habla de su cultivo data del año 1221 y Sotosalbos es uno de sus protagonistas. Se trata de un convenio entre el Monasterio de Santa María de la Sierra y los pueblos de Sotosalbos, Pelayos, La Cuesta, Losana, Tenzuela, Santo Domingo y Torreiglesias sobre las aguas del Pirón y PironcilloAl margen de este dato, que indica la antigüedad de la presencia de esta planta en la provincia, el documento escrito más antiguo que nos habla de su cultivo data del año 1221 y Sotosalbos es uno de sus protagonistas. Se trata de un convenio entre el Monasterio de Santa María de la Sierra y los pueblos de Sotosalbos, Pelayos, La Cuesta, Losana, Tenzuela, Santo Domingo y Torreiglesias sobre las aguas del Pirón y Pironcillo:

“En el nombre de Dios. Tal concierto se hace entre el Sr. Abad  y Convento de Sotosalbos y los concejos de las aldeas de Sotosalbos, de Pelayos, de Eglesuela Guendul, de Losana, de Atençuela, de aldea de santo Domingo, de Torreiglesias sobre el agua de Pirón y de Pironcillo.

Es a saber: que el Sr. Abad y el convento cojan el agua de las dos aguas (corrientes) sobre-dichas para regar toda la heredad de dicho monasterio, cuanta quisieren, cuando quisieren y de la forma que quisieren para regar las mieses, los prados, el lino y los huertos todo lo que el abad o el convento o por quien por ellos las casas de algún modo tuvieren, puedan sembrar.

Antes de esto, que cualquiera que sea el vicario, siembre quince fanegas de linuelo y el hortelano, cualquiera que sea, quince, y las rieguen con esta agua del mismo modo que el abad; y regado todo lo sobre-dicho, vaya por la heredad del obispo al cauce mayor (el Piron), y el agua de Pironcillo siempre atraviese por la casa del monasterio, de modo que libremente puedan cogerla para todo lo necesario.

Hecha la carta en Segovia, décimo día del mes de junio en la era MCCLVIIII (año 1221).”

Desde el primer momento de la repoblación de las tierras segovianas y la fundación de aldeas, se hizo necesaria una planificación del territorio. En los pueblos situados en la falda de la Sierra de Guadarrama, la abundancia de agua propició la posibilidad de riego de prados, huertos y linares a través de un intrincado sistema de caceras. El uso comunal de las aguas entre varias poblaciones hizo necesaria la redacción de ordenanzas para regular los repartos y evitar conflictos entre los distintos concejos así como la creación de instituciones de gobierno, las llamadas Juntas del Agua, tribunales de agua similares al Tribunal de las Aguas de Valencia. En el caso de Sotosalbos, pertenecía a la Junta de la Manzaneda, que gestionaba la Cacera del río Viejo, que abasteció hasta 16 poblaciones y cuyas ordenanzas datan del año 1510.

Dentro de cada concejo se hacía necesario también regular el uso del agua y otros aspectos relacionados con la vida económica y social. En Sotosalbos se conservan unas del año 1634, que sustituyen a otras del año 1599, muy interesantes para conocer la forma en la que se organizaba la villa y costumbres que permanecieron invariables hasta mediados del siglo XX.

El Catastro del Marqués de la Ensenada, redactado a mediados del siglo XVIII nos da pormenorizados detalles de los usos del territorio y nos ayuda a conocer la importancia del regadío en Sotosalbos. El espacio irrigado (huertos, prados y linares) correspondía al 30 % de la superficie del término y de ese porcentaje, el 56 % correspondía a las tierras dedicadas al cultivo del lino. En la detallada relación de tierras, se recogen unos 70 topónimos de linares.

Diversos documentos del siglo XVIII inciden en la importante producción de lino de Sotosalbos. Como dato anecdótico, son tres vecinos de la villa los que ganan durante dos años los primeros premios que la Sociedad Económica de Amigos del País de Segovia da por la cantidad de lino cosechado. En 1786, se cita que José García Gil ha cosechado en dos años 104 arrobas de lino (casi 1200 Kg) y se adjudican 400 y 300 reales a los vecinos Juan de Arahuetes y Casimiro Blanco por la cantidad recogida de esta planta textil.

A mediados del siglo XIX, en el Diccionario Geográfico-Estadístico e Histórico de Madoz, sigue citando el lino como una de sus producciones principales. Como en muchos pueblos del entorno, debió ser en el primer tercio del siglo XX cuando esta planta textil desapareció de los campos de cultivo del municipio sustituida por las patatas. Como vestigios de este importante cultivo y su cultura asociada quedan los topónimos de linares y las pozas donde se echaba a remojar esta planta.


En los siguientes enlaces puedes ampliar cada sección (pincha en el título para leer):